lunes, 11 de marzo de 2013

Oración del sello

ORACIÓN DEL SELLO DE LA SANGRE DE CRISTO

Señor Jesús, en tu nombre y con el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno, y en el mundo en el cual nos moveremos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del maligno. Te pedimos Jesús, que envíes a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Santísima Virgen, acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestra casa, todos los que la habitan (nombrar a cada una de ellas), las personas que el Señor enviará a ella, así como los alimentos y los bienes que Él generosamente nos envía para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos, y en fe colocamos un círculo de Su Sangre alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos los lugares en donde vamos a estar este día, y las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a tratar (nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia, y los vehículos, las carreteras, los aires, las vías y cualquier medio de transporte que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos, las mentes y los corazones de todos los habitantes y dirigentes de nuestra Patria, a fin de que tu Paz y tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por tu Sangre y por tu vida, ya que gracias a ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo. Amén.

Él desea crear dentro de nosotros un tabernáculo viviente para residir en él. Ofrezcámosle nuestro corazón sinceramente y fiel pues muchos tabernáculos serán profanados y cerrados serán nuestros corazones que guardarán la presencia de Dios en nosotros. Los tiempos que vendrán son de severas pruebas y sufrimientos, muchos estarán espiritualmente ciegas y caerán en las redes del anticristo. El regalo del Sello es una fuente de fortaleza y gracia para permanecer firmes en nuestra Fe (1999)

El Sello debe ser distribuido cada viernes del año entre las horas del sello en los siguientes periodos:

clip_image002 2º viernes de diciembre, continuado todos los viernes del mes hasta el primer viernes de enero.

clip_image002[1]1er viernes de abril, continuado todos los viernes del mes hasta el primer viernes de mayo

clip_image002[2]Cada viernes del gran mes de julio, Mes de la Sangre Preciosa.

Condiciones para recibir el Sello y conservarlo

clip_image002[3] Llevar cinco meses consecutivos de la Hora de Getsemaní

clip_image002[4] Ser consagrado en una Misa Votiva

clip_image002[5]Renovar el Sello (puede ser personal cada viernes en las horas del Sello)

clip_image002[6]Estar en ambiente de oración y devoción (en casa o iglesia)

clip_image002[7] Trabajar con espíritu de mortificación

clip_image002[8] Evitar las ocasiones de pecar

clip_image002[9] Permanecer fiel a la Devoción.

Nuestro Señor Jesucristo ha otorgado a la Devoción de la Preciosa Sangre un sacramental muy poderoso: El Crucifijo agonizante, arma clave contra toda clase de calamidades. Cuando Jesús lo entregó a Bernabé le dijo “Este es tu Señor crucificado, el que te ama. Es a Él a quién diariamente tú crucificas…llévalo siempre contigo…esto es lo que me producen vuestros pecados”

image

La Misa del Sello se realiza el tercer viernes del mes, entre las Horas del Sello, en los periodos mencionados.

Sellamos con la Preciosa Sangre de Cristo(12: 00 M hasta las 3:00 PM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada